El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, dio la salida a la IV Ruta en Albarcas Pie de Concha, en la que participaron cerca de un centenar de personas y cuyo objetivo es poner en valor el folclore y las tradiciones regionales. También  asistieron el vicepresidente y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga; la consejera de Presidencia, Paula Fernández; el alcalde de Bárcena de Pie de Concha, Agustín Mantecón, y otros miembros de la corporación local.

Revilla felicitó a la Peña Joyancón, organizadora del evento, por la continuidad un año más de esta marcha y subrayó la importancia de iniciativas como ésta que ayudan a conservar la cultura popular, que es la «cultura con mayúsculas». Además, destacó la presencia de un buen número de niñas y niños en albarcas, lo que garantiza la transmisión de este legado cultural a las generaciones futuras.

La ruta forma parte del programa de actos conmemorativo de la festividad de Nuestra Señora de Consolación, célebre también por sus encierros, que ostentan la declaración de Interés Turístico Regional.

El recorrido consta de 3 kilómetros de subida y otros 3 de bajada entre los pueblos de Pie de Concha y Pujayo. Los participantes atravesaron las calles engalanadas con arcos florales, preparadas para el tradicional encierro nocturno, y pasaron por lugares emblemáticos como la Ermita de Consolación.