La primera de las cien medidas es poner en marcha un Plan de Retorno del Talento Joven. “Lo hemos dicho durante toda la legislatura y hemos presentado iniciativas para desarrollar este proyecto, siempre con el rechazo del Partido Popular”.

Y para eso, se va a desarrollar un plan “de la mano del tejido social y empresarial de la ciudad”, con un presupuesto específico para apoyar la contratación de esos jóvenes que quieran volver, estableciendo ayudas, bonificaciones e incentivos a las empresas para que contraten “manteniendo el compromiso de seguir teniendo contratados a esos retornantes una vez acaben esas ayudas de impulso inicial”.