La repetición de las elecciones generales tendría un beneficiario claro, Pedro Sánchez, quien vería reforzada su posición mientras Unidas Podemos se debilita a su izquierda y el bloque de centro-derecha pierde terreno. Según el último barómetro de ABC/GAD3, realizado del 2 al 6 de septiembre, el PSOE mantiene una línea ascendente y le bastaría sumar los votos de la formación de Pablo Iglesias y del PNV para cruzar la raya de la mayoría absoluta.

El PSOE pasaría de los 123 escaños actuales a los 137. Curiosamente, son los mismos resultados que tuvo el PP de Rajoy en el anterior bloqueo, primero en las elecciones de diciembre de 2015, y luego en la repetición de junio de 2016. Con 137 escaños, Sánchez seguiría necesitando a sus socios, pero menos que ahora. Para empezar, podría tener mayoría absoluta solo con Unidas Podemos y el PNV. Los tres sumarían 179 diputados.

Pero el PP sí clarifica su posición predominante en el espacio de centro-derecha. Los pactos autonómicos y locales sellados este verano le han reforzado frente a Ciudadanos y Vox, que sufren sendas caídas. El partido de Rivera se deja 12 diputados por el camino desde las elecciones generales de abril. Pasaría del 15,9 por ciento de voto al 14 %, y de sus 57 diputados actuales a los 45. Si se repitieran las elecciones generales ahora, Vox bajaría del 10,3 % de voto al 7,9 %, con 14 diputados, de los 24 que tiene ahora.

Fuente: abc.es