El candidato del PSOE a la Alcaldía de Santander, Pedro Casares, se ha comprometido a, si es regidor, potenciar y garantizar el taxi en la capital cántabra como un servicio público a la ciudadanía.

Casares se ha reunido con el presidente de la Asociación Profesional de Taxistas de Santander y Cantabria y de la Federación Cántabra del Taxi, Manuel Andoni, para estudiar propuestas para mejorar los servicios que presta el sector en la capital cántabra.

En este sentido, el candidato a la Alcaldía se ha comprometido a dar visibilidad a las paradas de taxi en Santander, manteniendo la actual parada en la plaza de Italia y buscando una nueva parada por el centro que sea visible y se «reconozca y ubique».

«No tiene sentido que hoy en día ni los vecinos de Santander ni los visitantes sepan dónde está la parada más cercana al ayuntamiento porque en vez de estar visible y reconocible, está escondida en la calle Cisneros, donde además el volumen de tráfico y de atasco es mayor que en avenidas más grandes», ha aseverado.

Asimismo, Casares se ha comprometido a analizar con la Federación los criterios de revisión y aprobación de las tarifas urbanas y la posibilidad de implantar precios fijos en servicios como el del aeropuerto o de las estaciones de autobús y de tren.

El candidato a alcalde por el PSOE ha asegurado que la sostenibilidad va a ser el «eje central» del modelo de movilidad y de transporte con el que va a articular el desarrollo de la ciudad.

Así, se ha comprometido no solo a mejorar frecuencias y líneas del autobús urbano, sino también a apostar para que servicios como el taxi puedan dar servicios sociales que contribuyan a mejorar la cuidad, ha informado en un comunicado el PSOE de Santander.

«Estamos hablando de que el Ayuntamiento estimule el uso del taxi para dar servicio a personas mayores, con movilidad reducida, a personas con discapacidad, con una tarifa más reducida del uso habitual», ha dicho.

También se ha comprometido a establecer ayudas para potenciar la renovación de la flota hacia vehículos más sostenibles, híbridos y eléctricos, en colaboración con otras administraciones.

Por último, Casares ha apostado por avanzar en un modelo de ciudad en la que se priorice al peatón y se apueste por el transporte público para circular por la ciudad.