ENTREVISTA PAULA SUMILLERA RUMOROSO

Paula Sumillera, directora de la Orquesta del Cantábrico, nacida en Santander, acaba de cumplir los 31 años, formada de manera inicial en el Conservatorio Jesús de Monasterio, también ha recibido formación en el conservatorio de Torrelavega al igual que el Ataúlfo Argenta de la capital cántabra. Fue a Madrid a estudiar y perfeccionar el piano, estudió clarinete y viola. Es la directora de la Directora de la Orquesta del Cantábrico y Nuestra primera cuestión.

1.- El mundo de la música, desde fuera, parece un mundo masculinizado. El mundo de la dirección de orquesta es similar al mundo de la dirección en cualquier ámbito. Estamos viviendo un momento en el que cada vez más mujeres lideran proyectos desde cargos directivos importantes, pero es algo que está sólo empezando. Si tenemos en cuenta que en el mundo de la música —y me refiero a la música clásica— es un mundo que muchas veces se rige por lo “tradicional” y al que los cambios parece que le cuestan más llegar, tenemos una posible respuesta para esta pregunta.

Además, el puesto de director de una orquesta, es un puesto de alto mando, en el que tienes que dirigir a una agrupación que puede variar entre los 10 y los 100 músicos, un puesto de poder. Y hasta hace bien poco, la autoridad, el poder, el liderazgo, eran símbolo de masculinidad y siempre se asociaba al hombre. Sin embargo, la tendencia actual en cuanto a liderazgo es muy diferente. El director de orquesta “a la antigua”, que ejercía su poder de manera dictatorial y que se encontraba fuera del alcance del músico de orquesta, está desapareciendo. Ahora se buscan líderes empáticos, con una inteligencia emocional muy alta, capaces de llevar a buen término un grupo de personas; que sepan potenciar las habilidades individuales de las personas que están a su mando; que practiquen la escucha activa y sean asertivos. Cualidades que no tienen que ver con el género de la persona que está al mando de dicho grupo.

Tengo un profesor que siempre me dice que, en lo que respecta a la dirección de orquesta, es el momento de las mujeres, y es cierto, pues cada vez vemos a más mujeres que se ponen al frente de las grandes orquestas. Muchas veces como invitadas, aunque ya encontramos titulares, como son Marin Alsop (Nueva York), quien ha estado a cargo de la Orquesta Sinfónica de Baltimore y de la Orquesta Sinfónica de Sao Paulo y desde 2018 es directora titular de la Orquesta de Radiotelevisión de Viena, —siendo la primera mujer en ocupar un cargo de tales características en Viena—; Kristiina Poska (Estonia), titular de la orquesta Sinfónica de Flandes; o Alondra de la Parra (México), en Australia.

Pero leyendo entrevistas que se hacen a estas grandes Maestras, te das cuenta de que este mundo está todavía muy lejos de estar normalizado. Los liderazgos femeninos no están naturalizados, y a muchas personas les sorprende o les parece raro e inusual encontrarse una mujer sobre el pódium… el camino ha empezado, pero queda mucho por hacer.

Además, hay que tener en cuenta que hasta hace unos años, el mundo de la música era un mundo ampliamente masculinizado. Sin irnos muy lejos en el tiempo, la orquesta Filarmónica de Viena no tuvo una mujer como músico fijo en su plantilla hasta 1997; y hasta 2005 no fue dirigida por una mujer (Simone Youn).

El porcentaje de músicos profesionales mujeres trabajando en orquesta profesionales en España es de un 35% aproximadamente.

2.- Directora de la Orquesta del Cantábrico, ¿está contenta?

Estoy que no quepo en mí de gozo. La idea de formar una orquesta profesional en Cantabria la tengo en la cabeza desde que empecé la carrera en el conservatorio superior de música de Madrid (hace más de 10 años ya…); pero las circunstancias vitales fueron retrasando un poco el nacimiento de este proyecto. Ni a mí, ni a otros compañeros del mundo de la música, nos cabe en la cabeza que una comunidad como Cantabria, que tiene uno de los festivales de música más importantes del mundo, en la que se celebra el Concurso internacional de Piano Paloma O’Shea, de prestigio internacional; que cuenta entre sus ciudadanos con músicos increíblemente buenos que están haciendo carrera fuera de la comunidad y fuera de España, no contase con una orquesta profesional.

Con el equipo que estoy trabajando ahora, si sumamos el tiempo dedicado a la creación de proyectos, así como las reuniones, etc., contamos más de un año y medio de trabajo. Pero hemos conseguido el paso más difícil, que era conseguir que alguien de la comunidad creyese en nosotros para que pudiésemos dar nuestro primer concierto. Gracias al apoyo de las fundaciones Santander Creativa y Marcelino Botín pudimos estrenarnos con un ambicioso proyecto: The Kid, de Charles Chaplin, proyectada al aire libre con su banda sonora interpretada en directo.

3.- ¿Qué objetivos se ha marcado Ud?

Con respecto a la orquesta, me gustaría que se convirtiese en la Orquesta Sinfónica de Cantabria. (jajaja)

Uno de los objetivos que nos hemos planteado es el de crear una orquesta estable, con una programación anual, en la que se incluya un contenido atractivo para las múltiples sensibilidades que habitan la región. La orquesta del cantábrico es además una llamada para todos los músicos profesionales cántabros que están luciendo su talento fuera de la región. Se trata de que repatriar el talento de nuestros músicos y ofrecerles la oportunidad de madurar su potencial en casa; y de ofrecer a los músicos del porvenir alternativas profesionales y de calidad, en una región, la nuestra, que hasta ahora no da opciones para desarrollarse como músico profesional.

4.- ¿Quiénes son sus referentes en la dirección de una orquesta? 

Sin duda alguna, Claudio Abbado es para mí un referente excepcional. Fue un gran director, y sus interpretaciones de Mozart son increíbles, perfectas. Otro referente es Barbara Hannigan, cuyo trabajo y personalidad arrolladora hacen que te enganches a cada una de las interpretaciones que hace.

5.- Imagino que acude al Festival Internacional de Santander. Habrá observado un cambio positivo, por lo menos es una percepción general. 

Efectivamente ha habido un cambio grande en la programación. El festival es uno de los lujos que tenemos en Santander. Este año la London estuvo magnifica!

6.- ¿Qué actuaciones tiene Ud previstas en Santander o en el resto de Cantabria?

Con la orquesta esperemos poder dar un concierto en Navidad, pero aún estamos buscando patrocinios y personas interesadas. Con los coros tengo muchos y muy diferentes proyectos: El coro del Colegio de Economistas está preparando un Concierto Benéfico a favor de Médicos sin Fronteras, que se celebrará el 23 de Noviembre en el palacio de Festivales. Es un concierto un poco inusual, puesto que nuestros compañeros de escenario en esta ocasión serán los integrantes del grupo “The Gordini”; con ellos estamos preparando un repertorio de rock, que seguro sorprenderá a aquellos que vengan a vernos.

También llevo el Coro Kinder de Cantabria, un coro de niños que este año cumple 5 añitos (como el más pequeño de sus integrantes), con el que estamos preparando varios proyectos muy bonitos. A finales de Octubre, el II Festival Nacional de coros infantiles “Ciudad de Santander”; también, en diciembre tenemos programado un concierto benéfico junto con la fundación Buscando Sonrisas; por último (de momento), el año que viene nos vamos a Miranda de Ebro a cantar junto con la Joven Orquesta Gregorio Solabarrieta, con la que estrenaremos la versión sinfónico-coral de un cuento musical titulado La Carpintera Poeta, del compositor residente en Cantabria Esteban Sanz Vélez.

7.- Y del coro del Colegio de Economistas; ¿lo puede compaginar? ¿Evoluciona como grupo musical?

Tengo la suerte de contar con un grupo de personas que comprenden mi situación como directora. Muchas veces tengo que cambiar horarios de ensayo, etc, y ellos siempre intentan facilitarme las cosas. Siempre que me preguntan digo lo mismo: una de las cosas más importantes de este grupo es la calidad humana de sus integrantes. Hay muy buen ambiente entre los coralistas y eso se manifiesta tanto a la hora de trabajar como a la hora de cantar. Además, son personas muy trabajadoras, con muchas ganas de aprender y mejorar día a día, lo que hace que el grupo cada vez se consolide más y crezca poco a poco en calidad musical.

8.- Por curiosidad, ¿tiene Ud esa faceta de compositora? 

Hago arreglos para los coros, pero no paso de ahí. Ser compositor requiere dedicación a tiempo completo, y yo ahora mismo estoy centrada en la carrera como directora. De momento no he recibido la llamada de las musas, pero quien sabe.

9.- ¿Se ve Ud en un futuro dirigiendo a la Joven Orquesta de Cantabria? 

Para mí sería un honor poder trabajar con los jóvenes músicos de la JOSCAN. Ya he colaborado con orquestas juveniles y es un trabajo que me entusiasma. La energía, las ganas de aprender y la capacidad de trabajo que encuentras en las orquestas jóvenes es difícil encontrar en otros sitios. Así que espero, en un futuro, poder colaborar con un proyecto como este.

10- Envíe, por favor, un mensaje para quienes vamos a un concierto y quizás no nos fijamos en todos los detalles. 

Creo que cada persona disfruta de un concierto a su manera. Ir a un concierto con ideas preconcebidas es un error. Creo que lo mejor es llegar y dejarte llevar, así que sólo puedo decir… Abre tus oídos y ¡Disfruta!

El autor de la imagen principal es Enrique Gutiérrez.

What do you want to do ?

New mail