El nuevo presidente del Parlamento de Cantabria, el socialista Joaquín Gómez, que ha tomado este jueves posesión de su cargo, se ha comprometido a desarrollar su cargo desde la «ecuanimidad», la «transparecia» y la «cercanía» y se ha marcado como reto intentar crear un «ambiente propicio para hablar y llegar a acuerdos», pese a las diferencias ideológicas, en beneficio del «interés general».

Así lo ha afirmado Gómez en su primer discurso al frente de la Cámara regional, en el que ha señalado que inicia su mandato con la intención de ser el «presidente de todos».

Gómez, exalcalde de Santa Cruz de Bezana y que se ha estrenado hoy, a la vez, como diputado y presidente del Parlamento, asume la Presidencia con el objetivo de que ésta sea «cercana» y «dialogante» y se ha comprometido a intentar «facilitar al máximo» a todos los diputados sus tareas de representación.

Ha explicado que los «principios» que, según pretende, regirán su tarea como presidente serán la «ecuanimidad, la transparencia, el escrupuloso respeto a la ley, la tolerancia y el diálogo».

PALABRAS SOBRE DE LA SIERRA

La intervención de Gómez ha estado ‘salpicada’ por referencias y muestras de pesar al fallecimiento, del cofundador del PRC y expresidente del Parlamento, Rafael de la Sierra.

En este sentido, ha lamentado que esta constitución del Parlamento, que, según ha dicho, «tenía que ser un momento de alegría y de celebración democrática», se haya llenado de «sentimientos de añoranza, tristeza» por el fallecimiento del dirigente regionalista, quien, a juicio de Gómez, «representaba a la perfección el espíritu de la Cámara regional» como una «espacio de libertad para la expresión distinta y diversa».

En este sentido, ha recordado a todos los diputados que los cántabros les habían elegido para representarles. «Representamos el pluralismo de la sociedad de Cantabria; pero a la vez se nos ha confiado el interés común de todos los cántabros. Siendo ideológicamente distintos, tenemos que perseguir un interés general. Haré todo lo que pueda para lograrlo»m ha dicho.

Gómez se ha comprometido a «intentar llegar a acuerdos para hacer real este interés general» y, en aquellos casos en que «no sea posible» alcanzar estos consensos, ha hecho un llamamiento a los diputados para intentar que «el debate, la discrepancia razonada y a ser posible cordial, sustituya a la confrontación».

«Trabajaré por crear un ambiente propicio para hablar y llegar a acuerdos. Y por limitar las discrepancias al ámbito de lo político», se ha comprometido.

Gómez ha terminado su intervención con una defensa de la democracia, que, según ha dicho, «sigue siendo hoy, en estos tiempos de cambio, el mejor de los sistemas políticos».

En este sentido, ha afirmado que «intentará» que los ciudadanos vean en los diputados cántabros «un ejemplo de las mejores virtudes de la democracia» y «sientan que les representamos real y eficazmente».

El nuevo presidente del Parlamento, que ha dado una especial bienvenida a aquellos diputados que, como él, se estrenan en el Hemiciclo, ha asegurado sentir un «profundo orgullo» por haber sido elegido para presidir la Cámara regional.

Gómez, propuesto por el PSOE para ostentar la Presidencia, ha sido el único candidato para ocupar este cargo. A favor ha habido 20 votos (los que suman PRC y PSOE teniendo en cuenta la vacante que deja De la Sierra) y 14 en blanco.

Al socialista le acompañarán en la Mesa del Parlamento, la regionalista Emi Aguirre como vicepresidenta Primera; la popular María José González Revuelta, en la Vicepresidencia Segunda; Ana Obregón (PRC) al frente de la Secretaría Primera y Diego Marañón, de Cs, en la Secretaría Segunda.