Ha fallecido la científica asturiana Margarita Salas, bioquímica y discípula de Severo Ochoa. Fue pionera en la Biología Molecular y la Biotecnología en España con sus estudios sobre un virus, el bacteriófago 29. Y un ejemplo del trabajo de las mujeres en ciencia.

Hija de médico en Asturias, Margarita Salas se fue a Madrid con 16 años para realizar las pruebas de acceso a la carrera de Químicas. Ahí comenzaba su camino, pero la vida de Margarita Salas cambió de verdad cuando, siendo una estudiante de tercero de Químicas, escuchó una conferencia del Premio Nobel Severo Ochoa. «Fue él quien marcó mi futuro. En cuarto estudié bioquímica y en quinto le pedí consejo. Me dijo que hiciera la tesis con Albert Sols y que después me fuera a Estados Unidos con él». Y eso hizo la joven Salas.

Fuente: elcomercio.es

What do you want to do ?

New mail