En septiembre de 2017, el responsable de Britanny Ferries, Manuel Pascual, declaró a El Correo que «este problema no lo tienen en el Puerto de Santander, desde donde también parten ferries suyos al sur de Reino Unido». Britanny Ferries en Bilbao tiene una mejor salida para los vehículos, ya que no entran en la ciudad y van directamente a una autopista y la seguridad portuaria es mayor. Si bien hace algo más de 3 años en Bilbao se dijo que el problema de los polizones «no lo tenemos en Santander», ahora es la cuestión por la que se ha ido un ferry, de momento uno.

Septiembre de 2017 (Bilbao): «La compañía de ferries que enlaza Bilbao con el sur de Reino Unido quiere seguir «a toda costa» en el puerto vizcaíno. Así se ha expresado el responsable de Britanny Ferries en España, Manuel Pascual, que ha hecho estas declaraciones a propósito del «grave» problema de polizones que intentan llegar a Gran Bretaña en los barcos que parten de Zierbena.

Pascual confía en que este asunto «se arregle de alguna manera» y ha recordado que el número de polizones «se ha calmado un poco» tras el momento «álgido» vivido a principios de verano. En julio, ha señalado, se vivió «un momento preocupante», que llevó a que sus clientes a comenzar a «decir que no querían que les llevásemos carga desde Bilbao», debido a los daños ocasionados en la carga o en los remolques. Una circunstancia que obligó a incrementar las medidas de seguridad por parte del Puerto de Bilbao y de los cuerpos policiales: «Pero ya no hay quejas», asegura el portavoz de la firma. Pascual ha precisado que, entre los jóvenes que esperan a intentar cruzar hasta Gran Bretaña en el campamento formado en Zierbena, no existe «un drama humanitario de gente que viene de guerras o de zonas de conflicto», sino que son personas que proceden de Albania y están «dirigidas por mafias». Además, ha asegurado que este problema no lo tienen en el Puerto de Santander, desde donde también parten ferries suyos al sur de Reino Unido».

Enero de 2020 (Santander): Polizones: «Por cada polizón que consigue pisar suelo en las islas y es localizado después de viajar en sus barcos deben pagar 3.000 euros. La cuenta al final de año les sale muy cara»… «Hay, en todo caso, una diferencia básica. El puerto de Bilbao está en las afueras, no en pleno centro de la ciudad, como aquí. Medidas como la del muro serían impensables en Santander (de hecho, la colocación de una valla más alta ya generó polémica). Y otra más. Mientras que la instalación vasca es «más cuadrangular» (y, por tanto, más fácil de vigilar), la cántabra es «longitudinal», lo que dificulta claramente el control».

«… Por ahí va una buena parte de la decisión de trasladar de Santander la ruta irlandesa, «responde» -apunta Jaime González en esta línea- a la necesidad que la naviera tiene de reducir de forma drástica el número de incidencias que registran sus vehículos en Santander»»

What do you want to do ?

New mail