La Filmoteca de Cantabria reanuda este miércoles su actividad tras el cierre para la rehabilitación y mejora de sus instalaciones con novedades, como dos ciclos, uno destinado al público infantil y juvenil y otro sobre el cineasta Pedro Almodóvar, con la idea de atraer nuevos usuarios.

El programa ‘Junior’ arranca con la proyección de ‘Mi vecino Totoro’, de Hayao Miyazaki, una de las «grandes joyas» del séptimo arte con la que se pretende «sembrar» la afición entre los más pequeños.

Mientras, el denominado ‘Todo Almodóvar’ incluye ‘Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón’ y ‘Entre Tinieblas’, ambas dirigidas por el cineasta manchego, que genera «filias» y «fobias» y es el autor que «más debate» ha suscitado en las últimas tres décadas.

Las nuevas actividades y títulos de este espacio cultural público, ubicado en la calle Bonifaz de Santander, han sido presentados este miércoles por su nuevo director, Antonio Navarro, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno regional, Francisco Fernández Mañanes, y la directora general de Cultura, Eva Ranea.

En su primera comparecencia ante los medios, el flamante responsable de este espacio -procedente del mundo de la docencia y formado en la Filmoteca andaluza- se ha marcado como objetivo que las películas más comerciales ‘desaparezcan’ de la sala, en el sentido de que se ofrezcan en los cines y que estos se «llenen», en tanto que este espacio de la capital cántabra pueda destinarse a otros títulos.

En este sentido, Navarro ha defendido la «vuelta a la centralidad» del cine que, a su juicio, se ha «perdido» en la actualidad, y atraer al público que «ahora no viene».

De ahí que en esta nueva andadura haya buscado una programación «activa» y «dinámica», para que la Filmoteca sea un lugar de «descubrimiento, culto y excelencia», en el que consolidar a los cinéfilos habituales y atraer a nuevos.

PRIMERAS PROYECCIONES

La programación preparada por Navarro se inicia con la proyección ‘Vida en sombras’, dentro del ciclo ‘La imagen recuperada’, y ‘La señorita Oy’, dentro del dedicado al realizador japonés Kenji Mizoguchi.

La primera proyección será a las 18.00 horas con la cinta firmada por Llorenç Llobet Gràcia en 1978, con un reparto encabezado por Fernando Fernán Gómez, María Dolores Pradera, Isabel de Pomés, Félix de Pomés y Alfonso Estela.

La película narra la historia de Carlos, un joven que tiene desde niño gran fijación por el cine. Ahora, casado con Ana, sigue con su afición a las cámaras y convertido en un reportero, dedica gran parte de su vida a su profesión.

Posteriormente, a las 21.00 horas se exhibirá la producción japonesa, de 1951. En este largometraje Kenji Mizoguchi cuenta la historia de Shinnosuke, quien acepta casarse con Shizu con tal de poder estar cerca de su hermana Oyu, viuda y madre de un hijo. Las costumbres japonesas prohíben que Oyu se case porque su deber es educar a su hijo para que llegue a ser el jefe de la familia de su marido.

Además, la Filmoteca también alberga el ciclo ‘Inéditos’, con las proyecciones de ‘Lo que esconde Silver Lake’ de David Robert Mitchell y ‘El libro en imágenes’ de Jean-Luc Godard. Esta cita se perfile como «un encuentro con la actualidad», con películas cuyos estrenos no tienen «cabida» en las salas comerciales y pasan «desapercibidas» para el público.

De cara al próximo mes, la Filmoteca acogerá otros ciclos, como uno dedicado al cine español realizado por mujeres, ha señalado Navarro, que ha asegurado que continuará el denominado ‘Infinito’, en tanto que pretende también que siga el ‘Cine club’ una vez contacte con los responsables de su desarrollo para recuperar esta actividad.

Tampoco se prevén cambios en lo que a precios, días y horarios se refiere, más allá de adaptar las sesiones entre semana a «una lógica más laboral», ha apuntado el director de la Filmoteca, que ha apostado por ser «activos» y «dinamizadores».

DOCE BUTACAS MENOS

Por su parte, el consejero ha explicado que con las obras llevadas a cabo en el edificio en los últimos dos meses para su renovación y modernización se han perdido doce butacas, ya que se ha ampliado la anchura de los pasillos para facilitar el paso de personas, especialmente de las que tienen movilidad reducida.

También se ha mejorado, además de la comodidad, la visibilidad y la acústica, con diferentes actuaciones que han supuesto una inversión cercana a los 100.00 euros.

Con motivo de su reapertura, la Filmoteca alberga una exposición de jóvenes talentos de la región, del programa ‘Mujeres y Cultura’, con lo que se une el cine y creadoras cántabras, ha indicado la directora general.