El Ayuntamiento de Torrelavega ha comenzado ya las obras para dotar al pabellón del colegio Mies de Vega de una nueva cubierta, que tienen un presupuesto de 93.000 euros y finalizarán dentro de un mes, concretamente la primera semana de agosto.

La obra, que ha sido adjudicada a la empresa cántabra Arbeit Gestión y tiene el objetivo de resolver los problemas de humedades y goteras existentes, consistirá en la colocación de una cubierta nueva por encima de la ya existente, dejando una cámara de aire entre ambas láminas.

Además, contará con una pendiente del siete % y estará compuesta por un «panel sándwich» de material aislante y una chapa de acero.

Así lo han explicado durante una visita al pabellón del colegio el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, el primer teniente de alcalde; José Manuel Cruz Viadero; y el concejal de Dinamización Poblacional, Jesús Sánchez.

El regidor se ha mostrado «satisfecho» con el comienzo de la obra y ha recordado que en la pasada legislatura ya se hicieron obras en este pabellón, como los cerramientos laterales, los graderíos, los vestuarios y las oficinas.

Por su parte, Cruz Viadero ha dicho que se trata de una obra «muy demandada» ya que el pabellón tenía humedades y goteras que no permitían realizar la actividad «normal» de los alumnos del colegio ni de la escuela municipal de patinaje, que también hace uso de las instalaciones.

Sin embargo, ha asegurado que, una vez finalizadas estas obras, y junto a las que ya se realizaron hace un año, los alumnos podrán disfrutar de un pabellón «totalmente nuevo».