La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha anunciado el inicio “de uno de los proyectos más ambiciosos de la legislatura, que conectará el centro de la ciudad con El Sardinero”, a través de un itinerario peatonal y ciclista en el antiguo túnel de Tetuán.

Acompañada del concejal de Fomento y Movilidad Sostenible, César Díaz, y de vecinos de la zona, la regidora ha explicado que las obras, ejecutadas por SIEC, tienen un plazo de ejecución de un año y suponen una inversión municipal de 3,4 millones de euros.

El proyecto “nace de una petición de los vecinos”, tal y como ha recordado, para “poner en valor la historia de Santander” y darle un nuevo uso acorde con las necesidades actuales. En este sentido, Gema Igual ha señalado que el antiguo túnel estuvo activo desde 1892 hasta 1917 como parte del trazado del Tranvía de Vapor de El Sardinero, y se selló definitivamente en 1986.

De esta forma, se va a construir un itinerario peatonal y ciclista que conecte el área de influencia de Puertochico, en el entorno de la calle Tetuán, con El Sardinero, en el comienzo de la calle Joaquín Costa, permitiendo habilitar una vía de comunicación, peatonal accesible y ciclista, más eficaz y alternativa a las ya existentes, entre el centro urbano y El Sardinero, evitando un desnivel de 28 metros.

Asimismo, se reordenarán y mejorarán espacios en los que se ubican ambas bocas, logrando cambiar su uso urbano local, estático y periférico a un uso global, dinámico e integrado, abriendo un nuevo itinerario peatonal entre las calles Ramón y Cajal y Joaquín Costa.

Cuando concluyan las obras “no será necesario ir en coche hasta El Sardinero”, ha precisado la alcaldesa, por lo que, además de modernizar y mejorar la zona, el Ayuntamiento continúa avanzando en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto en el 12, referido a ciudades y comunidades sostenibles.

El ámbito de actuación se extiende, de oeste a este, desde la bifurcación de la calle Tetuán, a la altura del pabellón polideportivo Marcelino Botín, pasa por la vía pública que limita con el Grupo Las Canteras y finaliza en la confluencia de la calle de acceso al Túnel de Tetuán con la calle Joaquín Costa.

Esta iniciativa “va a cambiar la vida de los vecinos del barrio y del resto de santanderinos, que van a poder llegar a El Sardinero en poco tiempo y de una forma fácil, cómoda y accesible”, añade Gema Igual, “así como de los turistas y visitantes, que pueden realizar el recorrido contrario para poder disfrutar de la hostelería de la zona”.

Descripción técnica del proyecto

La actuación abre una nueva opción para comunicar, peatonalmente y por bicicleta, el centro urbano de la ciudad con el emplazamiento urbano periférico que más la representa, El Sardinero y evita la subida hasta el Alto de Miranda, con un desnivel superior a los 28 metros en ambas bocas y que actualmente hace que todo peatón o ciclista opte por utilizar itinerarios alternativos, bien bordeando la Bahía, Reina Victoria, o bien por el interior, túnel de Puertochico.

La solución del proyecto desarrolla de forma lineal casi 700 metros de nueva trama urbana, actuando tanto en los 290 metros del túnel existente, como ambas bocas, en un radio de acción de 180 metros, hasta conseguir integrar la rasante del túnel con la del viario actual, garantizando la accesibilidad en toda su longitud, lo cual supone salvar un desnivel de casi 5 metros, en el caso de la boca de Tetuán, y de 2,50m en el caso de la boca de El Sardinero.

El proyecto actúa en tres ámbitos que, unidos, confieren un sentido unitario a la actuación, pero cada uno de ellos tiene una personalidad muy diferente y que se denominan Boca Oeste (Tetuán), Túnel y Boca Este (El Sardinero).

El ámbito de actuación en la calle Tetuán comprende una superficie de 4.500 metros cuadrados, donde se reforzará el carácter peatonal y se acondicionará el carril bici. Y en la plaza Alhucemas, se aprovechará para ordenar los accesos a los edificios y a la propia plaza y optimizar los usos de la pista multideporte, instalando aparatos de ejercicios para adultos y, construyendo además una rampa en el lateral Oeste, donde hoy se ubican las escaleras de acceso a los edificios. La intervención aquí se completa con el acondicionamiento de una rampa de acceso al túnel, de 63 metros de longitud, y una nueva escalera de acceso directo a Barrio Camino.

En cuanto a los trabajos en el túnel existente -con una altura entre 3,25 y 3,60 metros y una longitud total de 290 metros- incluirán el refuerzo del terreno mediante un paraguas radial ejecutado con inyecciones de baja presión, dejando vistos los revestimientos existentes, y disponiendo sobre la clave de la bóveda un elemento superior que permite integrar la iluminación longitudinal, las conducciones de las instalaciones, la impermeabilización de cubierta y el aislamiento acústico

Y por último, en la Boca Este, se prolongarán 65 metros el tramo cubierto, con el paño norte abierto para permitir la iluminación natural de este espacio y la implantación de una vereda de tuyas occidentales (cipreses) que humanizan el espacio y materializan la transición interior-exterior. Transitados los 65 metros, en el espacio exterior, que tiene una longitud de 125 metros hasta la conexión con la calle Joaquín Costa y un ancho mínimo de 4,50 metros, se desarrollará el carril bici y en el resto el itinerario peatonal

Al objeto de integrar en la trama urbana, el espacio vegetal situado sobre la trinchera actual del túnel se proyecta un itinerario peatonal que conectará la calle de acceso al túnel con la calle Ramón y Cajal.

What do you want to do ?

New mail