El monumento en memoria a los deportados cántabros ubicado en el parque de la Ría del Carmen, en Revilla de Camargo, ha acogido este sábado el homenaje a las víctimas del nazifascismo y a los miles de republicanos españoles que sufrieron los horrores de los campos de concentración y exterminio nazis.

En el acto, organizado por la agrupación AGE (Archivo, Guerra y Exilio), han tomado parte un año más encabezando la representación del Ayuntamiento de Camargo la alcaldesa, Esther Bolado; el primer teniente de alcalde, Héctor Lavín; el concejal de Empleo, Eugenio Gómez, y el edil de Servicios Municipales, Ángel Gutiérrez.

Este acto se ha celebrado al cumplirse los 74 años de la liberación del campo de concentración y exterminio de Mauthausen, donde fueron asesinados 55 cántabros cuyos nombres figuran en el monumento que erigió en el año 2001 la AGE.