En el año 1995 se estrenó en España Heat.

El film estadounidense es bueno, no, buenísimo. De hecho, en la lista publicada en la revista Empire ocupa el número 38 entre las 500 películas más grandes de todos los tiempos.

Heat, también ocupa uno de los primeros puestos del listado de mis películas favoritas. Porque compartimos algo importante: Heat es una película de género policíaco y yo soy agente de policía.

Aunque han pasado más de dos décadas desde el estreno, y en la hipótesis de que aún no la hubieras visto, a tiempo estás de hacerlo.

La película está protagonizada por los consagrados actores Robert de Niro y Al Pacino, en los antagonistas papeles de un ex convicto y un teniente de policía, respectivamente.

El largometraje fue escrito, dirigido y producido por el guionista y productor cinematográfico Michael Mann.

Acomódate, tienes por delante una trama de suspense, de estilo neo-noir, de casi tres horas de duración. Por tanto, repito: acomódate y deja que, tanto la trama como la variada B.S.O. de Elliot Goldenthal, te lleven al séptimo cielo.

SINOPSIS

Neil McCauley es un sagaz delincuente que perpetra sus acciones delictivas en la ciudad de Los Ángeles y Vincent Hanna es un ex marine y obstinado teniente destinado en la División de Homicidios y Robos de Policía de la misma ciudad.

A ambos, aun habiendo elegido caminos dispares, les une la veteranía profesional y una vida privada caótica.

McCauley lidera una organizada y peligrosa banda criminal -dedicada principalmente a atracar grandes entidades bancarias- e idea el golpe millonario definitivo con el que poder retirarse de la vida delictiva.

Hombre de espíritu libre que huye de cualquier tipo de atadura, tiene claro que nada puede fallar en el que será su último golpe. Y también tiene claro que no volverá a Folsom, la prisión estatal de máxima seguridad en la que ha estado encarcelado siete años (de los cuales tres han sido en celda de castigo). Sin embargo su idea se verá trucada.

Tras un error de cálculo en su anterior asalto, en su camino se cruza Hanna, quien se obsesiona con darle caza y desmantelar su banda, como hiciera con otras de Chicago y Nueva York.

ACCIÓN, DESPEDIDA Y REFLEXIÓN

Desde el minuto cero la película tiene acción, acción y más acción; y un punto de dramatismo.

Y así, con la frase «te dije que no volvería a Folsom» Neil se despide de Vincent… Y de los espectadores.

Con un impactante final, jamás un adiós dejó un mensaje tan bello y sincero como el de Heat.

Termino el artículo con una reflexión personal: del mismo modo que algunas personas nunca podrán ser amigas, tampoco podrán ser enemigas.