El Hotel Chiqui ha acogido un año más la gala de final de temporada del Comité Cántabro de Árbitros, una jornada de reconocimientos y convivencia que se ha desarrollado este sábado con la presencia de más de 300 colegiados de todas las categorías.

En la fiesta se han entregado las distinciones a los mejores árbitros del año tanto en fútbol como en fútbol sala y se han realizado también varios reconocimientos especiales como en las ediciones anteriores.

Entre los asistentes destacó la presencia del árbitro de Primera Adrián Cordero Vega, según ha informado el comité en nota de prensa.