El Partido Popular de Piélagos defenderá una moción en el próximo pleno municipal instando a que el Ayuntamiento reivindique y colabore con el Gobierno de Cantabria en la búsqueda de soluciones ante el deterioro del Parque Natural Dunas de Liencres y Costa Quebrada.

El portavoz del PP de Piélagos, Carlos Caramés, ha anunciado esta iniciativa de su grupo ante la situación de abandono del Parque Natural de Liencres y por extensión del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de las Dunas de Liencres, Estuario del Pas y Costa Quebrada que, según ha dicho, “han tocado fondo, el estado de abandono es tal que debería provocar sonrojo a las administraciones competentes”.

Caramés ha subrayado que desde la Junta Vecinal de Liencres, gobernada por el Partido Popular y sensibilizada con este problema, ya se están buscando y proponiendo medidas para solucionarlo y la iniciativa que se presentará ante el pleno del Ayuntamiento es un ejemplo.

La moción del PP, que se debatirá el viernes 6 de septiembre, plantea actuar con medidas sancionadoras ante los usos y actuaciones no permitidas en este entorno y pide que la Consejería de Desarrollo Rural y Medio Ambiente se ponga a trabajar dotando de medios suficientes al Patronato para que se lleven a cabo medidas urgentes que solucionen todos los problemas que existen por la zona.

Así, entre estos problemas, Caramés ha detallado que el parking de las playas de Canallave y Valdearenas requiere urgentemente medidas básicas de mantenimiento, ya que llevan varios años sin hacerse y proliferan los baches por doquier, el balizado está muy deteriorado, la señalización tanto vertical como horizontal está inservible, y no se ha repuesto mobiliario urbano, como papeleras o bancos.

Igualmente ha señalado que el uso que se realiza en gran parte del entorno para mantener encuentros de carácter sexual está generando innumerables conflictos e incomodidad entre los usuarios de las playas.

Finalmente Caramés ha advertido de la proliferación de plantas invasoras y la degradación de la zona de acantilado de ‘Costa Quebrada’, donde ha dicho que existen aglomeraciones de vehículos y autocaravanas sin control y que es lugar habitual de ‘botellón’ -sobre todo en los alrededores de la Playa de Pedruquios y el entorno del Madero- que transforman la zona en un “vertedero”.