El egiptólogo José Manuel Galán, director del proyecto ‘Djehuty’ en Luxor, ofrecerá este miércoles, 21 de agosto, en el centro cultural Doctor Velasco de Laredo, la conferencia ‘Excavando en Egipto: momias, tumbas y jeroglíficos’, dentro de las actividades culturales organizadas en los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC).

La conferencia, que se desarrollará a partir de las 20.00 horas, presentará algunos de los principales hallazgos, además de explicar algunos de los trabajos de restauración e investigaciones que se llevan a cabo.

Galán, que es profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, comenzó en 2002 a dirigir las excavaciones del proyecto ‘Djehuty’, en la necrópolis de la antigua ciudad de Tebas (junto al famoso Valle de los Reyes). Se trata de un proyecto arqueológico de investigación multidisciplinar, en el que además de egiptólogos, arqueólogos y restauradores, participan geólogos, botánicos, zoólogos, antropólogos físicos, etc.

El proyecto ha sacado a la luz enterramientos que datan desde el año 2000 a. C. hasta la época romana, documentando así más de dos mil años de historia de Egipto y descubriendo detalles de su vida cotidiana, prácticas funerarias y creencias religiosas.

El último hallazgo excepcional fue un jardín de hace 4.000 años, conservando en buen estado no sólo su estructura de barro y adobe, sino también las semillas de las plantas que allí se plantaron. Alrededor del jardín los geólogos estudian el registro de lluvias que ocurrieron en Egipto entre el año 2000 y el 1500 a. C., lo que combinado con el estudio del polen que se puede extraer de la tierra y el estudio de los animales momificados y depositados dentro de las tumbas, se nos brinda una oportunidad única de conocer un poco mejor el medio ambiente durante época faraónica.

Además de tumbas, ataúdes y momias, se han hallado ramos de flores utilizados para despedir al difunto, pizarrines de escuela utilizados para aprender a manejar el pincel, utensilios de aseo personal, sandalias, bolas de cuero o de fayenza para jugar.