«El Conservatorio de Torrelavega, ‘en Clave’ europea»

Entrevista con David Cubillas Garrido, Director del Conservatorio de Música de Torrelavega.

346

ENTREVISTA

DAVID CUBILLAS GARRIDO, 48 años, padre de 4 hijos. Nacido en Santander. Instrumento/violoncello. Titulación superior de música en violoncello y Música de cámara. Funcionario del cuerpo de profesores de enseñanza Secundaria. Director en el Conservatorio de Torrelavega desde su apertura en el año 2004.

1.- ¿Cuántos cursos tiene actualmente el conservatorio? El Conservatorio Profesional de Música de Torrelavega imparte los 4 cursos de las Enseñanzas Musicales de Música y los 6 cursos de las Enseñanzas profesionales, en 19 especialidades instrumentales diferentes: todas las de cuerda frotada, todas las de viento madera y viento metal sinfónicas y de Banda, además de Percusión, Guitarra, Piano y Canto. El Centro además está en un proceso de especialización dentro de la Enseñanza de la música moderna y este curso es el tercero desde que se implantaron las especialidades de Guitarra Eléctrica y Bajo eléctrico disciplinas pioneras en Conservatorios, ya que sólo son ofertadas en unos pocos del territorio Nacional.

2.- ¿Y de número de alumnos? Este curso, el Conservatorio cuenta con 412 alumnos matriculados, de los cuales 25 pertenecen a las Secciones o aulas Externas situadas en Reinosa y San Vicente donde se imparte únicamente la especialidad de piano. La mayoría del alumnado, se situa en la horquilla comprendida entre los 8 y los 18 años, aunque en algunas especialidades como Canto y especialidades de música moderna hay alumnado adulto. La procedencia es dispar, ya que aunque un porcentaje alto, en torno al 50% reside en Torrelavega o poblaciones aledañas, el resto tiene una procedencia muy variada, siendo un Centro de da cobertura a toda la zona Occidental de la Comunidad Autónoma.

3.- Además de su Plan de actividades habitual educativo, con conciertos, colaboraciones, concurso de jóvenes intérpretes, ¿tienen algún Plan encaminado hacia el desarrollo futuro del Centro o hacia su internacionalización? Pues sí. Precisamente este año hemos participado en la convocatoria Erasmus +. Un Plan educativo sostenido con fondos de la unión europea. El Centro presentó un Proyecto “Sonando en Clave europea” que fue, no sólo seleccionado, sino muy bien valorado por el SEPIE (Servicio Español para la Internacionalización de la Educación. Es un proyecto que tiene como objetivo la Movilidad de las personas por motivos de aprendizaje. Vamos a desarrollarlo durante este curso con un presupuesto aprobado de más de 17.000 euros y va a suponer una gran experiencia no sólo para los alumnos y los profesores participantes, sino para toda la comunidad educativa de nuestro Centro. El Proyecto plantea la movilidad de varios alumnos y profesores con unos objetivos de aprendizaje en otros Centros que actúan como socios. en este caso serán La Escuela Artísitca del Conservatorio de Música Calouste Gulbenkian de Braga en Portugal y el Conservatorio Rayonnement departamental de Gennevilliers de París. Por parte de nuestro profesorado el aprendizaje se centra en varios ejes: la danza, la música moderna, la actividad del profesorado pianista acompañante y las metodologías aplicadas a la enseñanza del lenguaje musical. La idea es observar, conocer y aprender la organización, coordinación e interrelación de estas disciplinas, con el objeto final de implementar las enseñanzas de danza en un futuro en el Conservatorio deTorrelavega, potenciar nuestra incipiente apuesta por la Música moderna, y poder mejorar en la función de pianista acompañante y en la enseñanza del lenguaje musical. También nos parece muy interesante conocer las estrategias de integración entre disciplinas tan diversas en otros centros que ya las ofertan hace años. De forma paralela algunos de nuestros alumnos se integrarán durante un período de tiempo en la dinámica y el funcionamiento de ambos centros, con el consiguiente beneficio en cuanto a los aprendizajes, conocimiento de otras realidades, otra cultura, potenciación de la competencia lingüística en idiomas y en definitiva una experiencia única para ellos.

4.- Decía Friedrich Nietzsche que «La vida sin la música es sencillamente un error”, ¿ampliaría Ud la música en el plan de estudios de los alumnos? Desgraciadamente, en las últimas reformas educativas LOE y LOMCE, la música ha sufrido un fuerte, y desde mi punto de vista, grave retroceso en lo referido a los recortes en la Educación Primaria, ESO y Bachillerato. Si la LOGSE aprobada en 1992 supuso un fuerte espaldarazo para la Educación musical en las Enseñanzas de Régimen General (Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato) las últimas leyes educativas la han reducido drásticamente abordando la disciplina de la música en estos niveles a algo puramente testimonial. La reducción ha supuesto que prácticamente desaparezca del plan de Estudios de Bachillerato (sólo en el de Artes y en el perfil de artísticas y la desaparición del llamado Bachillerato Musical, y posterior Bachillerato de Artes Escénicas), también ha habido un recorte enorme en la ESO, cuando hasta la LOE era materia obligada en los 3 primeros cursos y de elección entre varias materias principales en 4º de la ESO, y ahora se reduce a menos del 50% de horas y cursos con respecto a la anterior Ley. La materia en la Enseñanza Primaria también ha sufrido descenso en carga curricular y la especialización de magisterio en música ya no existe a raíz de los cambios del Plan Bolonia, pudiendo impartir la materia cualquier graduado en magisterio. O sea, un desastre. Yo no sé si las palabras de Niesztche serán ciertas o no, lo que sí tengo muy claro es que ya los griegos hace 2.500 años tenían a la música como una de las materias de estudio principales de cualquier ciudadano, equiparando la educación musical, a la retórica, a las Matemáticas o la Gymnasia.

5.- ¿Cuántos alumnos estudian música porque les guste? Habrá quienes vengan porque sus padres así se lo indiquen. La mayor parte del alumnado que accede a un Conservatorio son niños, que si bien pueden desearlo a priori, también son “dirigidos” por su padres hacia la práctica de esta disciplina. Luego tras dos o tres años suele ser el momento en que se va determinando si el gusto o la vocación del estudiante hacia la práctica musical son más o menos potentes. Bien es cierto, que en el estilo de vida de la sociedad actual, es mucho más fácil para el niño el gusto o el acceso a otras disciplinas más cercanas o inmediatas, nuevas tecnologías y dispositivos lúdicos que en ocasiones inhiben al niño hacia la práctica de otras actividades, entre ellas la música. Así que soy de la opinión en que en estadios iniciales del aprendizaje sí es conveniente incentivar o condicionar el hecho de que los niños realicen actividades formativas entre las que se puede encontrar la música. Pasado un tiempo la iniciativa y la autonomía en las decisiones deben pasar al niño, pero creo que no de primeras, ya que el niño tenderá a buscar tiempo y espacio hacia lo que le es más cercano, inmediato, lúdico y accesible.

6.- ¿Cuenta Ud en el conservatorio con lo necesario o demandaría Ud algo más? El Conservatorio de Torrelavega cuenta con elementos muy valiosos a la hora de desarrollar la oferta y las Enseñanzas musicales. Empezando por un claustro muy joven, con una excelente formación y sobre todo muy implicado, lo cual nos permite dar una enseñanza musical de excelente nivel a nuestro alumnado. El principal problema y carencias que tiene están relacionados con los espacios y la adecuación de los mismos a la actividad que se desarrolla. Tenemos escasez de aulas, no hay unas instalaciones apropiadas para las clases de grupos grandes, Coros, Banda, Orquesta, Big Banda y no existe en el Centro un auditorio digno para realizar nuestra principal actividad, dar conciertos. Cualquier Colegio de Primaria, Instituto o Escuela Oficial de Idiomas tiene un auditorio o Salón de Actos mucho mejor y más grande que el nuestro. Torrelavega tiene un Conservatorio Profesional de música con más de 400 alumnos y casi 50 profesores albergado en un colegio de Primaria de los de 1 sola línea. Con eso creo que lo digo todo.

7.- Cuando vamos a un concierto la media de edad es alta, ¿tiene solución? Este es un problema de difícil solución y además con una solución muy a largo plazo. Es un problema muy profundo, pero podemos resumir en que no tenemos cultura musical dentro del campo de la música clásica. Si nosotros vamos a Austria, podemos observar que en cualquier ciudad pequeñas de 150 0 200 mil habitantes tenemos una orquesta profesional, varias agrupaciones aficionadas o de jóvenes, una oferta de conciertos amplia……. Si vamos a Viena, observamos que tiene al menos 3 teatros de la Ópera y que en el Teatro de la Ópera nacional de Viena se programa cada semana una ópera distinta y al menos un ballet o un musical. Allí la música clásica es un hecho social y una tradición cultural equiparable por ejemplo al fútbol en España. Pero no hace falta irse tan lejos, porque si vamos al Levante Español, podemos observar que hay pueblos de 2.000 habitantes en las que tienen 2 bandas de Música con 200 miembros cada una. Para que haya más gente joven en los conciertos no es sólo una cuestión de realizar oferta, que oferta hay, y no despreciable, lo que tenemos que hacer es diseñar un Plan para a través de la educación e invirtiendo esfuerzos y dinero, para que desde abajo podamos ir creando una base sólida que vaya mejorando el nivel cultural en general y musical en particular. Y eso no se hace. También debemos, los profesionales y los promotores y productores de espectáculos hacer diseños más atractivos, modernos, adaptados, didácticos, etc. Cuando toca Malikian las entradas se agotan. No todo tiene que ir en esa línea, por supuesto, pero sí que debería de reflexionarse y adaptar o adecuar parte la oferta a cierto perfil de público.

8.- Si tuviera que decir qué instrumentos les gusta a los alumnos, ¿cuál sería el ranking de los favoritos? El acceso al Conservatorio al 1º curso de enseñanzas elementales representa de forma muy clara estas preferencias. Los alumnos marcan varios instrumentos a los que quieren acceder y sin ninguna duda la mayoría prefieren el piano, seguido de la guitarra y a cierta distancia el violín y la flauta. La preferencia por el resto de instrumentos en la solicitud es bastante testimonial, destacando quizá el saxo, el clarinete y el violoncello por encima del resto. Esta es la realidad, pero lo realmente interesante es analizar el porqué de ello y sobre todo preguntarnos si nos dedicamos a satisfacer esta altísima demanda en un instrumento como el piano o la guitarra o intentamos redirigir la oferta hacia otros instrumentos.

9.- ¿Y por qué cree que es así? El hecho relevante es que la gente pide mayoritariamente lo que conoce y desde luego el piano, la guitarra el violín o la flauta son los más conocidos. De este hecho deducimos un gran falta de cultura musical en nuestra sociedad. De hecho, hay instrumentos que o son totalmente desconocidos (hay mucha gente que no sabe lo que es un fagot, o confunde el cello con el contrabajo, o el oboe con el clarinete, o desconoce la diferencia entre una Banda y una orquesta) o incluso tienen una carga peyorativa, como por ejemplo, los de viento metal, asociados a manifestaciones populares, charangas, verbenas de los pueblos o el número de la cabra. Sí, con una trompeta se puede tocar “Paquito el Chocolatero” en una verbena o charanga, pero también se puede tocar “Los fuegos Artificiales de Haendel”, el concierto de Brandenburgo de Bach o la sinfonía “Titán de Mahler”. Todo esto, se encuentra en la mayoría de las ocasiones condicionando los gustos y preferencias. Mi opinión es que debemos trabajar en cambiarlo por un lado, con educación desde abajo y transmitir a la gente que quiere estudiar música que no es tan importante el instrumento, si no la música que se puede hacer con cualquiera de ellos y los beneficios que se pueden obtener a través de su aprendizaje. Y por último, insistir en las posibilidades de socialización y educación en valores que tienen todos los instrumentos de Banda y Orquesta, que tienden a la colaboración grupal, la asociación y potencian las relaciones entre los alumnos de forma más potente que otros muy demandados que no poseen este potencial que acabo de explicar.

10.- Envíe, por favor, un mensaje a alumnos o padres que aún no han decidido ir al conservatorio. Pues el mensaje que tengo para estos padres es muy claro. Si tienen algún hijo y están pensando en si es conveniente traerle al Conservatorio mi recomendación es que vengan antes de tomar la decisión. Vean nuestras actividades, conciertos y audiciones de nuestros grupos de niños, Orquesta de Enseñanzas elementales, Banda Infantil, audiciones y recitales, visiten las instalaciones y observen y valoren qué hacemos aquí, qué hacen nuestros alumnos y cómo se trabaja. Hay gente que tiene la percepción “antigua” de que la música es una disciplina muy difícil, muy sacrificada, incluso aburrida. Esto es cierta medida puede tener algo de verdad, pero como todo en la vida, no es lo mismo el nivel de sacrificio y dedicación los primeros cursos que los de un alumno que lleva 9 ó 10 años en el Conservatorio. Cuántas veces hemos oído que un violín para que suene bien tiene que pasar el alumno varios años practicando y que mientras es terrible. Eso son leyendas urbanas fruto del desconocimiento o del conocimiento de metodologías arcaicas y de profesionales extinguidos. Cualquier niño, puede y debe hacer sonar bien su instrumento des el primer día. Además estos padres observarán el grado de socialización que van a tener nuestros alumnos, la importancia del trabajo en equipo, de respeto a los demás, de solidaridad con los compañeros y el ambiente sano y también lúdico que conllevan muchas de nuestras actividades. Por no hablar de los beneficios científicamente contrastados de la influencia altamente positiva que tiene el aprendizaje musical con otros aprendizajes que paralelamente desarrolla el niño, como las matemáticas o la competencia lingüísitca. Desde luego yo pienso que todos los niños y niñas deberían además de realizar sus estudios de Enseñanzas Generales (Primaria y ESO) al menos un deporte y una de los tres aprendizajes siguientes: Música ó Danza, ó Arte Dramático.

Si bien es cierto, que el conservatorio y en General los Centros de Enseñanza musical tienen buena demanda, también está claro que en los últimos años ha habido un leve pero continuo descenso de la misma a nivel de Enseñanza regladas (Conservatorios). Hay algunos factores que influyen en esto, el más evidente es la fuerte bajada de la natalidad. Otro, es la aparición de más oferta no reglada, en general concentrada en la oferta de Escuelas de música. Las Escuelas de Música en Cantabria suponen una oferta que está en crecimiento, lo cual es bueno, el problema es que el esquema legislativo existente, o es este caso, totalmente inexistente está generando que estas escuelas proliferen pero en muchos casos de forma muy negativa, ya que el diseño estructural, los objetivos, la metodología de trabajo, la escasa formación de los profesionales o los intereses crematísticos (lo más habitual) hacen que esta cada vez más amplia oferta no esté redundando precisamente en mejoras a nivel musical en general, sino en ocasiones todo lo contrario. La Administración está ignorando el tema y es un error muy grave a mi criterio.

11.- Por último, ¿cómo atraer a más alumnos? Más que atraer más alumnos, necesitamos convencer a muchos de ellos de que en la elección del instrumento deben tener más flexibilidad, sobre todo a los padres, que en la mayoría de las ocasiones son los que suelen o bien decidir o tener ciertos prejuicios y desconocimineto.