La consultora de Recursos Humanos y Selección Hays presentó el pasado dia 19 de junio en Madrid la primera edición del informe What Workers Want, en el que se analiza la situación de los empleados en España y su Ciclo de Vida Laboral. Según este informe, hay varias conclusiones y datos sobe el empleo en España. El estudio confirma que, aunque el 44% de los encuestados aprecia el salario como el aspecto más importante en la selección de un nuevo empleo, el 84% de los profesionales tiene en cuenta los beneficios no salariales a la hora de valorar un cambio laboral. De hecho, la retribución prima siempre sólo para el 28% de los trabajadores, un porcentaje que desciende al 22% para los desempleados que buscan un trabajo.

Salvador Sicart, director de Hays Response, explica que por ahora en cuestiones de salario emocional las compañías son más reactivas que proactivas: «Tiques de comida, guardería y transporte son los beneficios más populares, a los que poco a poco se han sumado otros como gimnasio o la salas de relajación». También menciona otros asuntos relacionados con la calidad del liderazgo, uno de los elementos que resulta decisivo tanto para el reclutamiento como para la fidelización de la plantilla.

En cambio, el factor económico no pierde su atractivo: el 92% de los profesionales ha rechazado alguna oferta porque el salario era inferior a las expectativas (47%), seguido de las condiciones laborales (36%) y de haber aceptado otra oferta (27%). Además del sueldo, los empleados también buscan un desarrollo profesional. Más de la mitad (51%) rechazaría una propuesta laboral si la empresa no pudiera ofrecerle carrera; en el caso de las mujeres el porcentaje desciende hasta el 46%.

Otra de la conclusiones del estudio de Hays -elaborado a partir de las respuestas y opiniones de más de 5.600 trabajadores, 1.300 empresarios, 39 universidades, 37 escuelas de negocios y centros de posgrado y cuatro centros de FP– es que al 51% de los profesionales españoles le gustaría trabajar en entre 5 y 10 compañías a lo largo de su vida laboral, aunque en posiciones concretas como los roles de ventas, ingenieros e informáticos, cuya rotación es más elevada.