La producción industrial creció un 6,6% en Cantabria en 2018, el mayor incremento de todas las comunidades y casi seis puntos superior al medio nacional del 0,8%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, Cantabria fue una de las 11 comunidades que registraron incrementos en el Índice de Producción Industrial (IPI) el año pasado, que seis regiones finalizaron el negativo, encabezadas por La Rioja (-5,6%).

Por tipo de bienes, en evolución interanual, el IPI aumentó un 15,6% en los bienes de intermedios y un 7,8% en los bienes de consumo, mientras que se registraron caídas de un 23,1% en la energía y un 8% en los bienes de equipo

Según el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE), el crecimiento a largo plazo de la producción industrial en Cantabria es inferior a la del conjunto nacional desde marzo 2013 hasta agosto de 2016, donde esta relación se invierte, pero también puede observarse que el índice en Cantabria es más volátil.

Por otra parte, el pasado diciembre, la producción industrial repuntó un 0,3% en Cantabria respecto al mismo mes de 2017, mientras que en el conjunto del país cayó un 4,2%, con todas las comunidades en negativo salvo Cantabria y Madrid (+2,2%).

En España, el IPI aumentó una media del 0,8% en 2018, impulsado por los bienes de equipo y los bienes intermedios.

De esta forma, la producción industrial encadena su quinto ascenso anual consecutivo después de los logrados en 2017 (+2,9%), 2016 (+1,6%), 2015 (+3,3%) y 2014 (+1,5%), año éste último en el que logró su primer repunte desde que estalló la crisis, en 2007.

No obstante, el crecimiento de la producción logrado en 2018 es el más moderado de los conseguidos en estos cinco últimos años.

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial aumentó un 0,3% en 2018, con incrementos en bienes de equipo (+2,2%) y bienes intermedios (+1,1%) y descensos en el resto de sectores.