La ausencia de ruido en los coches eléctricos supone un problema para la seguridad de los peatones, por ello la Unión Europea obliga desde el pasado 1 de julio de 2019 a que todos los nuevos coches eléctricos e híbridos deben hacer ruido aunque vayan a bajas velocidades. Es lo que se conoce como el sistema de aviso acústico (AVAS, por sus siglas en inglés).

Pero aunque todavía faltan unos años para que se imponga este sistema, muchos fabricantes ya están implementándolo en sus nuevos modelos de coche eléctrico. Compañías como Hyundai, Toyota, Mercedes o Tesla ya lo tienen en sus coches para Europa, mientras que otras grandes marcas como BMW están trabajando en ello y se han aliado con reconocidos compositores para crear este distintivo sonido.

Esta es una recopilación de las «voces» de los nuevos coches eléctricos. El sonido elegido por cada fabricante para implementarlo en sus vehículos y que los peatones puedan alertar su presencia. Un sonido obligatorio para cuando circulen a menos de 20 km/h y que la normativa especifica que deberá estar entre los 56 y los 75 decibelios.

Jaguar

El sorprendente Jaguar I-Pace es un SUV 100% eléctrico. Y también uno de los primeros eléctricos que apostó por su propio sistema acústico de aviso. El AVAS de la firma británica no se puede desactivar y ha sido desarrollado durante cuatro años para que «sea audible y discreto, y que no se escuche dentro del vehículo».

El sonido se emite desde un altavoz situado detrás de la parrilla delantera y aumenta en tono y volumen cuando acelera, con un ‘ficticio’ sonido similar al de un V8. En cambio, al ir marcha atrás se acompaña de un tono adicional.

Según describe la compañía: «Los intentos iniciales por crear un sonido inspirado en la naves espaciales de las películas de ciencia ficción, tuvieron que abandonarse después de comprobar que los peatones reaccionaban mirando al cielo en lugar de a la carretera cuando se acercaba el vehículo». Como parte de los ensayos, el sonido del I-PACE fue probado por miembros de la asociación británica Guide Dogs for the Blind (Perros Guía para personas con discapacidad visual).

Volkswagen

La marca alemana anunciaba recientemente el sonido que harán sus coches eléctricos como el ID.3. Para producirlo, han contado con el compositor Leslie Mandoki. «El sonido de un vehículo eléctrico define su identidad. El sonido debe ser seguro y agradable. Puede sonar futurista y también debe impresionar con su carácter único», afirmaba Frank Welsch, director de Volkswagen Passenger Cars.

La melodía creada por el compositor alemán-húngaro es muy característica, con un tono artificial, bastante robótico y en cierta manera futurista. Quizás apropiado para un coche eléctrico, pero claramente diferente del sonido tradicional que hacen los motores de gasolina.

Toyota

Rav 4

Con el Toyota RAV4 Hybrid 2020, la firma japonesa ha estrenado su sistema de aviso acústico en su SUV híbrido. Un sonido que servirá para alertar a los peatones de la presencia de éste, cuando se circule en modo eléctrico a menos de 20 km/h o marcha atrás. Un sistema introducido un año y medio antes de lo establecido, pues los vehículos híbridos no están obligados a implementarlo hasta el 1 de julio de 2021.

Como puede escucharse en el vídeo de Alejandro Pérez (min 4:08), el sonido es bastante agudo y de nuevo alejado a lo que estamos acostumbrados con los motores tradicionales.

Toyota no se queda en su SUV híbrido, pues también ha dejado entrever proyectos paralelos como el de Ajax con su The Hy Project. El objetivo es aprovechar este sonido artificial de aviso para favorecer el crecimiento y la absorción de nutrientes de las plantas, algo que supuestamente consiguen, según explica la compañía, al utilizar ciertos anchos de banda y rangos de frecuencia.

Audi

Con el Audi e-tron, la firma alemana nos ofrece lo que denominan como el sonido Audi-e. Para su sistema acústico de aviso han contado con el director y experto acústico Rudolf Halbmeir, miembro del equipo de Audi que ha querido imprimir la personalidad de arranque en este sonido. La marca nos cuenta que el Audi e-Tron dispone de un sistema de sonido especialmente desarrollado por Bang & Olufsen y ha sido testeado para funcionar en condiciones extremas de temperatura y lluvia.

Mercedes

Mercedes es otra de las compañías que ya ha introducido el sistema AVAS en sus coches eléctricos, aunque explica que sus vehículos suenan ligeramente diferentes para la Unión Europea, Japón o China. Desde el Mercedes-Benz Technology Centre (MTC) en la localidad de Sindelfingen, el equipo nos muestra cómo se ha desarrollado un sonido individual para cada modelo eléctrico. Una estrategia que los diferencia de otras marcas, que están intentando dotar de la misma «voz» a todos sus modelos.

BMW

Bmw

Otro de los fabricantes que ha apostado por trabajar conjuntamente con un compositor es BMW, quienes para sus futuros vehículos eléctricos han buscado la experiencia de Hans Zimmer. A través de su BMW Vision M Next, el prototipo de híbrido enchufable que definirá los próximos modelos de la compañía, la compañía mostró el trabajo del mediático compositor alemán.

Para la creación del sonido, Hans Zimmer trabajó junto con Renzo Vitale, ingeniero acústico y diseñador de sonido del Grupo BMW. El objetivo ha sido «recrear la sensación de asombro a través del sonido». ¿Cómo suena? «La aceleración se convierte en una experiencia durante la cual el conductor se mueve a través de una serie de texturas de sonido que se van transformando gradualmente», explica el compositor. Tal es la apuesta, que el fabricante creará una marca BMW IconicSounds Electric donde se ofertará el sonido de sus futuros vehículos electrificados.

Hyundai

Hyundai con su Ioniq también dispone de un sistema AVAS para alertar a los peatones, un sonido descrito «como el de una nave espacial» y que se activa mientras el coche vaya a menos de 25 km/h. El sonido también está disponible en el mercado estadounidense, donde a través de un botón se puede desactivar. Algo que en Europa estará desactivado, pues la normativa obligará a tenerlo.

Nissan

Nissan fue una de las primeras marcas en apostar por el avisador acústico. En 2017, el fabricante japonés desarrolló su tecnología ‘Canto’. En el vídeo de demostración se observa como ‘Canto’ va emitiendo un sonido a lo submarino de guerra futurista. Una especie de sonido de radar que varía su tono y frecuencia en función de si se acelera, decelera o da marcha atrás.

Tal y como afirma Nissan, ‘Canto’ fue desarrollado para mejorar la seguridad y conseguir que cuando lo oigamos digamos «¡ahí va un Nissan eléctrico!». Un sonido ya implementado desde 2018 en sus modelos eléctricos como el Nissan Leaf.

Tesla

A través de unos tuits de Elon Musk, Tesla anunciaba el pasado mes de octubre que permitiría personalizar el sonido del coche, modificando el claxon para poder por ejemplo reproducir el sonido de una cabra, el soplido del viento e incluso llegar a emitir sonidos más complejos como el «cotocloc» de la película de ‘Los Caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’, el clásico Monty Python.

Sin embargo esta opción estará limitada en Europa, ya que la normativa de la UE exige un sonido continuo, similar al de un vehículo con motor de combustión interna e «indicativo del comportamiento del vehículo». En el vídeo de RyanVision puede escucharse el sonido del avisador para peatones del Tesla Model 3, bastante parecido al de un avión aterrizando o despegando.

Porsche

Con el Porsche Taycan, el mayor fabricante de vehículos deportivos, introduce también su propio Acoustic Vehicle Alerting System (AVAS). Los ingenieros de Porsche han creado este sonido de aviso para «que sea lo más emotivo, deportivo y poderoso posible dentro del marco de las regulaciones». Un sonido que a partir de los 50 km/h se desvanece para «mezclarse armoniosamente» con el Electric Sport Sound (ESS), el sonido que hace el motor eléctrico cuando va a alta velocidad.

Adicionalmente, el Porsche Taycan ofrece la opción de pagar 500 dólares para que el sonido del motor sea un archivo MP3 a nuestra elección.

Ford

El fabricante estadounidense quiere aterrizar en los coches eléctricos con su nuevo crossover Mustang Mach-E. Y además de sus 600 kilómetros de autonomía o la carga rápida, también ha añadido un falso sonido de motor, similar al de un V8. Si bien, este sonido no es específicamente un AVAS, ya que está pensado para la experiencia general de conducción y no para avisar a los peatones.

Donde sí encontramos el sistema acústico de aviso en Ford es en los nuevos Ford Explore y Escape 2020. En ellos se incorpora el sonido ‘O-29’, una melodía identificable por los peatones y que cambia la frecuencia en función de la velocidad. Mientras que en los EE.UU este sonido no es obligatorio, Ford ha aprovechado la normativa europea para introducir su propio AVAS y aprovechar así el tirón comercial de esta tecnología.