La crisis que azota a la formación naranja supera las fronteras del Congreso de los Diputados y llega desde hace varias semanas hasta las provincias, como es el caso de Valladolid, Barcelona, Castellón y muchas otras, sumándose desde hace unos meses Cantabria y más concretamente Santander. Ciudadanos es un partido político que une la palabra ‘problema’ a sus siglas desde una génesis ya identificada. El escritor y premio Planeta ya expresó en su día que «Ciudadanos un día tiene un herpes genital y se levanta socialdemócrata. Es un partido de derechas de cintura para arriba y de izquierdas de cintura para abajo», además de «coger votos de la gente despistada» ya que «los principios de Ciudadanos no dejan de ser un mejunje». Son definiciones que en octubre de 2019, en Cantabria, en Santander, se traducen en la falta de efectivos.

Tras la reunión del Comité Autonómico, y de que haya varios militantes y simpatizantes que no están de acuerdo con el organigrama interno de las elecciones para el 10-N, ahora se ha sumado que desde sus redes sociales internas hacen un llamamiento a la sociedad. Adjuntamos una copia del Messenger Ciudadanos Cantabria que invita a participar en el grupo de Telegram Cs Santander, porque tiene problemas hasta para estar en el apoyo callejero.

Ciudadanos en Santander tiene dos concejales que prometieron un cambio de gobierno y resulta que la Alcaldía es la misma que había, y en el Parlamento de Cantabria también tienen presencia con 3 diputados.

Rubén Gómez es el candidato para tratar de conservar el diputado en la Carrera de San Jerónimo.