El Ayuntamiento de Santander, una vez obtenidos todos los informes técnicos favorables, ha concedido las licencias a la promotora HABITAT Inmobiliaria para la construcción de una nueva promoción residencial en la calle Hermanos Calderón, en Nueva Montaña, con un total de 60 viviendas que se construirán en dos parcelas (separadas por la calle Carmen Bravo-Villasante), donde la promotora tiene previsto invertir más de cinco millones de euros.

Serán cuatro bloques rectangulares, con cinco plantas sobre rasante y una bajo rasante destinada a garajes y trasteros. De este modo, la promoción completa albergará un total de 60 viviendas de dos y tres dormitorios, con zonas verdes y espacios estanciales comunes.

Se propone una planta baja abierta y permeable, de la que en cada bloque, nazcan dos núcleos de escaleras que den acceso a viviendas y garajes.

El conjunto se ha diseñado para lograr viviendas de doble orientación, de manera que las zonas de actividad de las viviendas (salones y cocinas) se orienten al sur para aprovecharse de la luz y las mejores temperaturas, y los dormitorios se orientan al norte para dotarlos de mayor privacidad, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La construcción de esta nueva urbanización, que se integrará en el entorno edificatorio de la zona, se suma a otras promociones que acaban de obtener también licencia o cuya construcción ya se he iniciado en la ciudad.

Así, el concejal de Fomento, Movilidad Sostenible y Vivienda, César Díaz, ha puesto ejemplos como la promoción de 42 viviendas en Monte, en la que se prevé una inversión superior a los cuatro millones de euros; el nuevo edificio de viviendas en el número 6 de la calle Marqués de la Hermida, que rondará los 850.000 euros de inversión; o el proyecto que se desarrollará en la calle Luis Martínez 4, en El Sardinero, con una inversión de más de 900.000 euros.

Además, recuerda que el Ayuntamiento está promoviendo en estos momentos 186 viviendas sociales (120 en San Román y 66 en la calle Alta), que suponen una inversión superior a los 16 millones de euros, destinadas a familias santanderinas que necesitan acceder a una vivienda a precios asequibles, tanto en la opción de venta como de alquiler.

Para el concejal, estas actuaciones, «dan idea del repunte y recuperación de la actividad económica y del mercado inmobiliario en Santander». Según dice, «este dinamismo del sector privado contribuye además a remar en la misma dirección que lo hace el equipo de gobierno municipal, a través de la obra pública y la inversión productiva, para generar actividad económica y empleo en la ciudad».