El Gobierno de Cantabria ha respaldado la celebración de la 32ª edición de la marcha solidaria organizada por la Asociación Montañesa de Ayuda al Toxicómano (AMAT) en Torrelavega, en la que han participado nuevamente centenares de personas.

El vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga, y los consejeros de Presidencia, Paula Fernández, y de Sanidad, Miguel Rodríguez, han tomado la salida en ella como muestra de apoyo a la labor que esta asociación viene realizando desde hace más de 30 años en beneficio de la sociedad de Torrelavega y de Cantabria.

Zuloaga ha agradecido la contribución de AMAT a hacer de la región «una tierra más justa, solidaria e igualitaria», así como su lucha contra la «lacra» que suponen las drogas y los «estigmas» que provocan. «Es un placer y una responsabilidad estar aquí porque el Gobierno siempre está para apoyar a aquellos que ayudan», ha apuntado.

Por su parte, Paula Fernández, que participa desde hace años en esta marcha junto con su familia, ha incidido en la importancia de iniciativas como ésta para concienciar a la sociedad, especialmente a los más jóvenes, del daño que suponen las drogas y de que es posible superarlas con la ayuda de entidades como AMAT.

Finalmente, Miguel Rodríguez ha mostrado su satisfacción por asistir a esta jornada y comprobar la implicación de la sociedad en la lucha contra la drogadicción.

El vicepresidente y los consejeros han estado acompañados en la salida por el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; el director general de Deporte, Mario Iglesias; otros representantes de la Corporación local y diferentes representantes institucionales de Cantabria.

El corte de cinta inaugural ha correspondido este año al campeón de Europa de boxeo del peso superwelter, el torrelaveguense Sergio ‘El Niño’ García.

La marcha solidaria de AMAT es una actividad lúdica, comunitaria y reivindicativa que, según sus organizadores, quiere poner en valor el derecho de las personas con adicciones a rehabilitarse de su enfermedad y fomentar entre los jóvenes el deporte como una alternativa de ocio saludable.

Bajo el lema #másqueunamarcha y sobre un recorrido de 6 kilómetros, con salida y llegada en el Bulevar Demetrio Herrero, esta prueba no competitiva pretende sensibilizar sobre el problema de las adicciones y estar al lado de todas las personas y familias que lo necesitan.

La Asociación Montañesa de Ayuda al Toxicómano nació de la iniciativa de varias familias que se unieron para luchar contra las toxicomanías y que, en el último año, ha atendido a más de 800 personas.