El Ayuntamiento de Santander «no tiene ninguna fecha prevista» para retirar el carril-bus –una medida acordada entre el PP y Ciudadanos como parte de su acuerdo para formar el Gobierno municipal– y antes se reunirá con los «agentes implicados«, como los representantes de los sectores que lo usan (taxis, autobuses, motos o vehículos de emergencias).

Así lo ha señalado este jueves, a preguntas de los periodistas, la alcaldesa de Santander, Gema igual, quien ha señalado que, a través de los medios de comunicación, se están trasladando diversas opiniones sobre esta medida pero cree que lo «responsable» es que éstas sean «acreditadas» y de «voces representativas».

«Debemos reunirnos con quienes lo utilizan y deberemos después de crear una hoja de ruta«, ha señalado Igual, que ha reivindicado que el equipo de Gobierno de Santander «no se ha caracterizado» y ahora tampoco lo va a hacer «por no escuchar a nadie», sino todo lo contrario. Por ello, considera que hay que sentarse a hablar con los colectivos afectados.

Cuestionada acerca de si existe alguna posibilidad de que esta medida finalmente no se lleve a cabo, Igual ha recordado que forma parte del acuerdo entre PP y Cs y, por tanto, debe ser «el equipo de Gobierno el que se manifieste» sobre ello.

La creación del carril-bus fue una de las medidas implantadas dentro del fallido proyecto del MetroTUS puesto en marcha por el Ayuntamiento en la pasada legislatura y permite circular por él no solo a los autobuses, motos y ciclomotores, los taxis de Santander y vehículos de emergencias.

Aunque el proyecto del MetroTUS se retiró en su gran mayoría a los seis meses de ponerse en funcionamiento por las quejas vecinales se conservaron algunas medidas que llevaba aparejadas, como el carril-bus.

Imagen de archivo.